• Haciendo un recorrido por la historia del Campus Chillán, el profesor Fernando Bórquez proyecta el futuro de nuestra institución, sin dejar de lado la identidad propia.

La vida del profesor Bórquez siempre estuvo ligada al predio donde está instalado nuestro Campus: la Quinta Agrícola. Siguiendo el legado de su padre, profesor de la Facultad de Agronomía y articulador del Plan Chillán de los años 50´, el joven Fernando decide ingresar a la Escuela de Agronomía de la UdeC, en 1967. Posteriormente, realizó un postgrado en la Universidad de Chile, donde por varios años ejerció como docente, y en 1982, regresó al Campus Chillán.

“Cuando ingresé a estudiar, en los años 60´, la Facultad de Agronomía abarcaba todo el Campus y estaba por crearse la carrera de Medicina Veterinaria. Cuando regresé a inicios de los 80´, me encuentro con cinco carreras: Agronomía, Medicina Veterinaria, Ingeniería Forestal, el departamento de Ingeniería Agrícola y un Departamento de Ciencias Básicas”.

Para lograr estos cambios, el profesor refiere que se crearon nuevos laboratorios, los mismos que se mantienen hasta hoy. Esto, sumado a la creciente incorporación de nuevas ofertas académicas, denotaban desde entonces algunas falencias respecto a las condiciones de estudio que tenían los estudiantes.

“El Campus Chillán era, por así decirlo, el patio trasero de Concepción. Siendo estudiante, debo haber visto muy pocas veces a las autoridades en Chillán. Aunque teníamos varias carreras, todo continuaba igual en los 80´”.

En 1985, y por un periodo de dos meses, el profesor Bórquez, asume la dirección del Departamento de Agronomía. En ese periodo vivió una situación muy compleja. Uno de los decanos, propuso que la facultad cambiara su sistema para adoptar un estilo americano, donde desaparecerían las carreras y se mantuvieran los departamentos. Esto armó un debate adelantado para sus tiempos ¿Qué pasaba si el campus Chillán dejaba de ser netamente agrícola? ¿Cómo se agregarían nuevas direcciones o facultades?

“Durante los años 80´, el Campus Chillán estaba muy descuidado. Todas las decisiones se tomaban en Concepción, lo que implicaba que muchas veces no tuviéramos siquiera papel higiénico en los baños. Ese derecho básico decidí suplirlo con los ingresos que obteníamos del Laboratorio de Producción Animal”.

 

Fernando Borquez, Ex Director Campus Chillán.

Pero no quedó solo ahí. Durante los años 90´ él y otro colega deciden tomarse el campus en señal de protesta por las malas condiciones en el acceso, que en ese entonces era de tierra.

“Llegamos temprano y pusimos nuestras camionetas atravesadas en ambos accesos, evitando que pudieran ingresar vehículos al campus. A medio día llegó el Jefe de Mantención, nos citaron a reunión y yo expuse nuestra problemática, señalando que esto era solo una advertencia, que para la próxima cortaríamos la calle principal, porque las condiciones de trabajo eran indignas”.

En 1998, fue electo Decano de la Facultad de Agronomía, en ese entonces siendo además presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, decidió darle un sentido más comunitario a la carrera insigne del Campus Chillán. Un par de años más tarde seria electo Director General de Campus.

En 2004, lo predicho por el profesor Bórquez, al cuestionarse el cambio de distribución interna de las facultades, sucedió. La incorporación de carreras como Derecho, Enfermería e Ingeniería Comercial dieron apertura al Campus y actualmente, la creación de la región de Ñuble, abrió nuevas oportunidades de crecimiento en todo ámbito.

“Hay tres cosas que son fundamentales: laboratorios en general, de física, de química y de biología. Si tenemos los mismos laboratorios que tenía Agronomía con 40 cupos, y ahora tiene 70, en ese aspecto la calidad de la docencia, está afectando a los estudiantes”.

De igual forma, el profesor refiere al compromiso con la educación que tiene y seguirá teniendo nuestra universidad.

“La universidad de Concepción tiene una obligación. Es una universidad que nace con un espíritu regional y ahora que Ñuble es una región, tiene que agarrar el liderazgo, tanto a nivel académico como infraestructural. Necesitamos un auditorio o mejorar el gimnasio, en miras de un desarrollo integral para nuestros estudiantes”.

Esta entrevista se realizó bajo el marco de las instancias participativas de la Fase 1 del Plan Maestro.

Mantente atento a las actualizaciones para construir juntos el Campus que todos y todas soñamos.